SALIR, CAMINAR Y SEMBRAR SIEMPRE DE NUEVO III
ASAMBLEA GENERAL DE ACCIÓN CATÓLICA

12/09/2017 - Teruel

La experiencia vivida por los 15 turolenses que asistimos a la III Asamblea General de Acción Católica celebrada del 3 al 6 de agosto en Santiago de Compostela nos ha devuelto a nuestra diócesis con las pilas recargadas. Hemos disfrutado intensamente de todos los actos programados: oraciones, Eucaristías, ponencias, trabajo en grupos, etc. Por ello, queremos aprovechar para felicitar a la Comisión Permanente y a todas las personas implicadas en su organización, ya que no es sencillo poner en marcha un evento de estas características y para tantas personas.

Es de destacar cómo el hilo conductor del trabajo desarrollado durante esos días ha desembocado en la aprobación de los objetivos de la ACG para el próximo cuatrienio, que van a marcar las líneas fundamentales de trabajo en relación con las cuatro dimensiones constitutivas del Proyecto de ACG: espiritualidad, misión, formación y organización.

Si el lema de la Asamblea, Salir, caminar y sembrar siempre de nuevo, ya resultaba sugerente por sí mismo, los contenidos tratados durante esos días, en la línea de lo manifestado por el Papa Francisco en su discurso a los participantes del Congreso del Foro Internacional de Acción Católica en abril de este año, nos han interpelado e invitado a los asistentes a iniciar un proceso de cambio que implique una conversión personal y pastoral. Para ello debemos superar diferentes obstáculos que la impiden: nuestra mentalidad clerical, la comodidad, la apatía, la pereza… y sentirnos corresponsables en la misión de la Iglesia para ser una verdadera IGLESIA EN SALIDA. Por ello entendemos que ha sido un acierto abrir esta asamblea a la participación de todos los laicos de parroquia, con independencia de su pertenencia o no a la ACG.

Nos ha quedado claro que debemos evitar los grupos parroquiales estancos, puesto que estamos en el tiempo de comunicar nuestra fe a los que no creen y a los alejados, es tiempo de acoger cordialmente y con humildad a los que se acercan a nuestras parroquias. Pero el reto va más allá, si somos una Iglesia en salida tenemos que perder el miedo a dar un paso adelante, a remar mar adentro y salir fuera de la parroquia a evangelizar, a hacer discípulos de Jesús. Y como a “misionar se aprende misionando”, debemos evitar caer en la tentación de la eterna formación para la misión, pues por nuestra vocación bautismal es el mismo Jesús quien convoca a la misión.

Especialmente interesantes resultaron las diferentes mesas redondas organizadas sobre la familia, el trabajo, la cultura y la política. En cada una de ellas se subrayó la importancia de la presencia de cristianos comprometidos en medio del mundo, allá donde se toman las decisiones, y la necesidad de trabajar desde la realidad social en la que nos encontramos.

El fruto de la asamblea ha sido nuestro compromiso desde la fuente parroquial y diocesana a cultivar y vivir, personal y comunitariamente, un encuentro con Cristo que lleve a una espiritualidad laical que forje discípulos misioneros y, enraizados en la parroquia, renovar en nuestras vidas un compromiso misionero, concreto, creativo, transformador de personas, ambientes y estructuras, encarnado de manera especial en los últimos, los pobres y alejados.

Para ello es preciso generar procesos formativos e itinerarios sólidos adaptados a las distintas edades que lleven a la misión y al compromiso, asegurando acompañantes que conozcan dichos procesos. Trabajar juntos para conocer más a Jesús y, así, ser capaces de ir cambiando nuestro mundo y compartirlo con los demás, continuando en la construcción de una organización verdaderamente corresponsable y al servicio de la misión, con especial énfasis en la comunión cristiana de bienes y el protagonismo de los tres sectores que forman la Acción Católica: infancia, jóvenes y adultos.

 
FOTOS
 
 
OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 3  44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org