"Los sacerdotes de Teruel son auténticos héroes"

 

Fuente: C. Peribáñez- Heraldo de Aragón 25/07/2010

Dice vivir "ligero de equipajes" y no precisará más que "un par de maletas" para sus libros y su ropa. Más le preocupa "que el Señor me ilumine y me dé capacidad para servir a la Iglesia como me exige este nuevo reto". El próximo 26 de septiembre, Carlos Escribano, vicario episcopal de Zaragoza y párroco de Santa Engracia, será ordenado, con apenas 46 años, obispo de Teruel y Albarracín.

El buzón de mensajes de su móvil lleva dos días saturado...

No entiendo mucho de tecnología, pero el día del nombramiento el móvil se colapsó y estuvo fuera de servicio cuatro horas. Están siendo días de mucho ajetreo.

¿Cuál de todas las felicitaciones le ha hecho más ilusión?

La de la familia y las de las parroquias en las que he trabajado, Santa Engracia y el Sagrado Corazón. También las que llegan de Monzón porque allí pasé mi infancia, adolescencia y juventud primera.

Su nueva tarea le obliga a dejar Zaragoza. Tendrá usted sentimientos encontrados...

El primer sentimiento es de gratitud al Señor y al Santo Padre, por pensar en mí para una misión así. Dejar la diócesis de Zaragoza causa pena, pero en su día le dije al Señor que quería caminar y voy feliz adonde me llame.

¿Se lleva algún recuerdo en especial de su labor en Zaragoza?

Muchos, y además todos tienen rostro, nombre y apellidos. Lo mejor de la labor del cura es siempre el trabajo cotidiano, el contacto con la gente y el compartir la vida con los demás. Me definiría como un párroco enamorado de su trabajo y de la gente que el Señor ha puesto a mi lado para acompañarme. He vivido en Huesca, en Zaragoza, en el Frasno (diócesis de Tarazona), pero nunca en Teruel.

Se encontrará una diócesis muy despoblada, con sacerdotes que llevan muchas parroquias y con problemas para encontrar curas...

Los sacerdotes de Teruel, como ocurre en muchas zonas rurales, son auténticos héroes. Llevan años al servicio de la Iglesia, en condiciones adversas y su capacidad de entrega es absolutamente loable. Siguen, y perseveran, y lo hacen con la convicción de que deben transmitir un mensaje. Ya he mantenido contactos con José Manuel Lorca, mi predecesor, y la semana que viene tengo previsto reunirme con él y sus colaboradores.

En la provincia existe un extenso patrimonio eclesiástico, aunque en mal estado (sirva de ejemplo la agrietada iglesia de Burbáguena) y sin planes de restauración...

Urge buscar financiación para conservar el patrimonio, que es una prioridad. Las pequeñas comunidades cristianas tienen recursos limitados, así que hay que dialogar con las autoridades civiles para buscar financiación.

También se han producido robos en algunas ermitas.

Espero tener la oportunidad de conocerlo todo sobre el terreno: los pueblos, la gente, sus curas y los problemas que puedan tener...

El Bajo Aragón pertenece a la diócesis de Zaragoza y, sin embargo, podría dotar de peso específico a la de Teruel...

Las diócesis tienen un recorrido histórico tan grande, sobre todo en Aragón, que el peso del pasado marca, con pequeños ajustes, sus límites actuales. Lo importante es que los que estamos hagamos una comunidad y una Iglesia viva.

A pesar de su nombramiento, las sedes de Tarazona, Huesca y Jaca continúan vacantes.

Ya se ha dado un paso y se irán dando más. No es normal que haya tantas vacantes, así que creo que no tardarán en cubrirse.

La misma respuesta se suele dar al conflicto de los bienes...

Mi nombramiento costó un año, pero al final llegó la solución. Cuando la Santa Sede y la Iglesia ponen en marcha sus mecanismos, las cosas se resuelven.

¿Les preocupa que la desobediencia de Lérida genere desconfianza en los fieles católicos?

La Santa Sede ya se ha pronunciado. Es deseable que el conflicto de los bienes se resuelva cuanto antes y de forma prudencial.

¿Una diócesis precisa a un pastor o a un gestor?

Toca hacer de todo. Cualquier gestión tiene un fin de fondo. La acción social, la preocupación por los demás, las restauraciones del patrimonio?

Dicen que la actual crisis es más de valores que económica...

Para salir de la crisis hay que recurrir a la experiencia del amor humano. Juan Pablo II postulaba el trabajo con las familias como una vía de evangelización y de esperanza para la sociedad del siglo XXI. Las cifras de atención de Cáritas en esta parroquia del centro de Zaragoza son elocuentes.

¿Estamos ante una "ola de laicismo galopante"?

Evidentemente, pero la Iglesia siempre ha sabido situarse y anunciar el Evangelio en el contexto que le ha tocado vivir.

Educación para la ciudadanía, matrimonio homosexual, clonación?

Son cuestiones de un mismo mosaico. Hay que trabajar para mostrar la grandeza a la que el hombre ha sido llamado. Los cristianos somos ciudadanos de a pie y tenemos derecho a manifestar aquello en lo que creemos.

Acaban de suscribir una pastoral conjunta contra el aborto.

Era un documento que intentaba dar voz a los que no tienen voz.

También pidió en el último número del boletín de la parroquia que se marcara la 'X' de la Iglesia...

Coincidía con la campaña de la renta y es importante concienciarse de que entre todos construimos la Iglesia, entre todos evangelizamos y entre todos la financiamos. Muchas de las causas que ponemos en marcha requieren un soporte económico.

¿Podrá tomarse una vacaciones antes de su toma de posesión?

Acabamos de regresar del Camino de Santiago, donde disfrutamos de la final del Mundial. Y ahora, si puedo, intentaré irme unos días con toda la familia al Pirineo. Hice la mili en el cuartel de Barbastro y allí descubrí el amor por la montaña. Sé que Teruel posee paisajes de belleza desbordante, que espero poder disfrutar.

 

 

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org