Saluda de Don Carlos Escribano Subías
Obispo electo de Teruel y Albarracín

 

Les ofrecemos la carta que Don Carlos Escribano, como Obispo electo, ha dirigido a nuestra Diócesis de Teruel y de Albarracín. La Consagración como nuevo Obispo y su toma de posesión será el Domingo 26 de septiembre a las 17:30 horas en la Santa Iglesia Catedral de Teruel.

Queridos hermanos y hermanas en el Señor:

El  Papa Benedicto XVI me ha nombrado vuestro Obispo.

En el día en el que se hace pública esta noticia quiero dirigirme a vosotros para saludaros en Cristo Resucitado. Doy gracias al Señor que, a pesar de mi debilidad, me ha llamado al ministerio apostólico. Me gustaría estar entre vosotros siendo sacramento de Cristo, Obispo y Pastor de nuestras almas.

Agradezco al Santo Padre la confianza que ha depositado en mí al nombrarme Obispo de Teruel y Albarracín, al tiempo que quiero manifestar mi comunión con Él. Todavía estoy sorprendido por mi llamada a ser vuestro Pastor pero a la vez confiado en Aquel que me llama y envía y apoyado en la poderosa intercesión de nuestra Señora del Pilar.

Con la plena conciencia de que Cristo es el corazón  de la evangelización, mi presencia entre vosotros se centrará en caminar juntos como Iglesia para conocer, amar y servir al Señor Jesús, para vivir en Él la vida trinitaria y trasformar con Él la historia hasta su perfeccionamiento en la Jerusalén celeste.

Llego a una diócesis aragonesa cargada de historia y lo hago desde otra diócesis madre y hermana a la vez. Quiero expresar mi agradecimiento a la iglesia de Zaragoza y a su arzobispo D. Manuel Ureña y a D. Elías Yánes que me ordenó de presbítero. En ella he ejercido mi ministerio sacerdotal junto a su generoso presbiterio. Gracias, hermanos sacerdotes, por lo mucho que he recibido de vosotros estos años.  Gracias a los feligreses de las parroquias donde el Señor me envió y gracias a las familias cristianas comprometidas en la evangelización.

La diócesis de Teruel  y Albarracín rica en testigos de la fe en Cristo a lo largo de la historia, debe mirar al futuro con esperanza sabiéndose protagonista de la Nueva Evangelización.

Considerando los obispos que han servido a esta Iglesia a lo largo de los siglos, surge de manera espontánea un sentimiento de gratitud al Señor por haberme elegido para continuar este ministerio. Quiero expresar mi afecto a quien ha sido hasta ahora vuestro Obispo, D. José Manuel Lorca Planes y encomendar mi ministerio apostólico a la intercesión del Obispo Beato Anselmo Polanco Fontecha.

Queridos sacerdotes os saludo con especial afecto. La Iglesia nos urge a llevar adelante la evangelización en este tercer milenio recién estrenado. Nuestra respuesta ilusionada y fraterna a tan gran encomienda, debe llenar de esperanza a las gentes de la diócesis a la que servimos. Con el eco en el corazón del Año Sacerdotal recientemente clausurado os animo a vivir el ministerio que el Señor nos ha confiado con espíritu de renovación interior constante. Que el corazón de nuestro presbiterio y de nuestra diócesis sea profundamente eucarístico.

Me dirijo a los seminaristas que en este momento vivís con alegría vuestra preparación al sacerdocio. Quiero estar muy cerca de vosotros para acompañaros en el camino de formación que estáis realizando. Ojala muchos jóvenes turolenses sigan vuestro generoso ejemplo.

Mi gratitud a todos los miembros de institutos de vida consagrada y sociedades de vida apostólica. Que vuestra fidelidad al Señor siga construyendo de manera fecunda nuestra querida Iglesia. Me encomiendo especialmente a la oración de las comunidades de vida contemplativa.

Queridos niños y jóvenes: vosotros sois la esperanza de la Diócesis de Teruel y Albarracín. También saludo a las familias cristianas turolenses, desde los pequeños hasta los ancianos: vamos a trabajar juntos para que os convirtáis en sujetos activos de la nueva evangelización.

Un saludo fraternal y cercano  a los enfermos, y a todos los que estáis sufriendo por uno u otro motivo: sois rostro transparente de Cristo crucificado. En mi recuerdo y empeño también, todos los que de un modo u otro estáis padeciendo la crudeza de la actual crisis económica.

Un saludo a todos los que trabajáis en la construcción de Reino de Dios desde las distintas asociaciones o movimientos eclesiales.

Mi saludo y respeto a las autoridades civiles, con las que espero tener la cercanía necesaria para una colaboración en bien de los hombres y las mujeres de esta tierra.

Mis queridos hermanos y hermanas no quiero terminar estas líneas sin ponerme bajo la protección maternal de Santa María, bajo las distintas advocaciones con que se la venera en nuestra tierra y de Santa Emerenciana, patrona de nuestra Diócesis.

Con mi afecto y bendición.

Carlos Escribano Subías.
Obispo electo de Teruel y Albarracín

 

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org