ENCUENTRO CON VOLUNTARIOS DE LA JMJ EN LA UNIVERSIDAD PONTIFICIA DE COMILLAS

 

El pasado miércoles día 13 de Abril de 2011, los voluntarios de las JMJ de la Universidad Pontificia Comillas de Madrid pudimos disfrutar de un encuentro con Mons. Don Carlos Escribano, obispo de Teruel. Fue un rato estupendo en el que estuvo muy presente nuestro Señor Jesús. Leímos el evangelio del día y Don Carlos nos hizo un breve comentario de la lectura. El rato de oración estuvo acompañado por alguna canción pues, como se suele decir, “cantar es rezar dos veces”. Y así comenzó el encuentro, en presencia del Señor.

Seguidamente nos reunimos en una de las aulas y allí tuvimos la oportunidad de escuchar a Don Carlos. Su profundo y ameno mensaje no era otro sino el de la buena noticia de Jesús y se notaba profundamente que aquél era un hombre de Dios, un enamorado del Reino (“de la plenitud del corazón habla la boca”).

Me gustaría ser capaz de hacer un buen resumen de lo que en aquella reunión se dijo, pero la verdad es que tengo algo de miedo ante esa tarea pues, por bien que logre resumirlo, no sé si sabré plasmar todo el jugo de sus palabras. Me limitaré a hacer una síntesis, trataré de enunciar algunos puntos que en mi pobre opinión me parecieron clave.

  • Sentido de la Peregrinación en una doble dimensión. Por un lado la peregrinación de algunas comunidades a Madrid para las JMJ pero, por otro, la peregrinación interior que cada uno llevamos en la búsqueda de Dios, y en la puesta en práctica de la buena noticia. Seguimiento del ejemplo de Jesús. Un aspecto importante para realizar una buena peregrinación es el de “desinstalarse”. Salir de uno mismo y ponerse en búsqueda, con la mente y el corazón abierto.

  • La casualidad no existe, la providencia sí. Aquí está la presencia de Dios.

-      Entrar:

1. Ser capaces de interrogar sobre las profundas aspiraciones del corazón.

2. Experimentar la comunión con la Iglesia.

3. Comprometerse con la nueva evangelización.

  • Responsabilidad en la tarea evangelizadora. “A quién tú no evangelices puede que no le evangelice nadie”. Tomar conciencia de que hay que proclamar la buena noticia y no esconderse. Dar a conocer la fe a los demás “por sus obras les reconoceréis”.

  • Catequesis: enseñanza para profundizar en la fe. Catequesis en sentido profundo:

  • El centro del encentro es la palabra de Dios, la escritura, la Biblia.

  • El instrumento es la reflexión catequética.

  • El alimento es la oración. Oración es comunicarse con Dios. No sólo hay que hablar, sino también escuchar. ¿Qué quiere Dios de mí? ¿A qué me llama el Señor? ¿Cuál es mi vocación? encuentro con el Señor.

  • El estilo es la comunicación y el diálogo. Contigo mismo, con Dios y con tu comunidad.

  • La importancia de escuchar: ¡Atención! Jesús va a hablar. Te va a proponer algo. ¡Escúchale!

  • Como le enseñas a un niño el amor de Dios con el ejemplo del amor que te tiene tu padre.

Por último, y tras haber resaltado los puntos que me llamaron la atención, quiero agradecer a Don Carlos su rato con nosotros compartiendo lo que lleva dentro, agradecer a Fernando Galligo, Javier Cia y todos los que han puesto su granito de arena para que este encuentro haya sido posible y, por supuesto, agradecer al Señor que nos llama y nos quiere incondicionalmente.

¡Nos veremos en las jornadas!


Claudio Hernández Olalla (4º ADE)

 

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org