Día de la Iglesia Diocesana 2012

 

 

+Datos de Gastos e Ingresos de nuestra Diócesis en 2011

El día de la Iglesia diocesana nos ayuda a tomar conciencia de lo que nuestra Iglesia es y de lo que hace. Con esta celebración recordamos cada año que la pertenencia a la Iglesia universal se realiza y se concreta para nosotros en la diócesis de Teruel y Albarracín. En cada una de las parroquias y comunidades de la diócesis, en comunión con el Papa, con el obispo diocesano y con los restantes miembros del pueblo de Dios, confesamos que existe un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo, un solo Dios y Padre de todos. Y lo hacemos con especial fuerza en este Año de la Fe que estamos estrenando y que ha sido convocado por Benedicto XVI. Nuestra pertenencia a la Iglesia nos mueve a actuar sabiéndonos hijos de Dios. Y descubrimos que todos los demás hombres, nuestros hermanos, también lo son e intentamos hacerles   partícipes de la gran noticia: “nuestro Dios es amor”.

El día de la Iglesia diocesana de este año tiene, en nuestra diócesis, una significación especial. Estoy convencido que la puesta en marcha de nuestro Plan diocesano de Pastoral, nos puede ayudar, a buen seguro, a buscar caminos que nos permitan reforzar nuestra vida de fe, anunciar con mayor audacia y eficacia el evangelio y ser cada vez más consecuentes con lo que este nos exige en favor de los demás. Todos somos conscientes de las muchas cosas que la Iglesia está aportando ya en favor de nuestra sociedad y, entre todos, debemos responsabilizarnos para que nuestra Iglesia diocesana desarrolle muchas más. Os animo a vivir con responsabilidad, ilusión y generosidad la acogida y la aplicación de nuestros Plan diocesano de Pastoral. Puede ser un excelente instrumento para hacer mucho bien a mucha gente en este momento complicado, en todos los sentidos, que estamos atravesando.

Somos conscientes de que el anuncio del evangelio, debemos afrontarlo en un momento de crisis económica y social. Los datos que hemos conocido recientemente en el informe de Cáritas elaborado por la Fundación Foessa, nos hablan de una pobreza cada vez más intensa, extensa y crónica. Las cifras muestran una situación muy dolorosa, pues, entre otros datos, el 21,8% de las familias españolas  viven bajo el umbral de la pobreza (no llegan a ingresar 7.800 € al año).

El lema elegido para el día de la Iglesia diocesana de este año, “la Iglesia contribuye a crear una sociedad mejor”, nos ayuda a asumir con realismo, confianza y esperanza nuestra responsabilidad en este momento de durísima y preocupante crisis que estamos atravesando. Desde la Iglesia podemos contribuir a construir el bien común de la sociedad, pues la puesta en práctica de los valores del evangelio genera cohesión social, cultura y educación; favorece el desarrollo verdadero de las personas;  es fuente de valores como la solidaridad, la justicia y la convivencia pacífica y es además escuela de ciudadanos buenos y honrados. Hay algunas iniciativas que ya se están desarrollando en las parroquias y en las comunidades cristianas con el ánimo de dar respuesta a las necesidades y carencias que surgen en nuestro  entorno. Es de desear el que podamos desarrollar muchas más y para ellos necesitamos tu ayuda y tu compromiso.

Un año más, quiero agradecer tu apoyo a la Iglesia diocesana. En especial, darte las gracias por el esfuerzo económico que seguro estás ya realizando. La comunión de bienes ha sido desde el principio un distintivo de las comunidades cristianas, que en momentos como este toma una especial relevancia.

Con tu ayuda y compromiso, ganamos todos.

+ Carlos Escribano Subías
Obispo de Teruel y Albarracín

 

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org