Cerca de 3.000 personas en el Encuentro de Familias en Murcia con la presencia de Mons. Carlos Escribano

 

Fuente: Diócesis Cartagena - Diego José Gil

Bajo el título “Familia, transmite la fe”, la Diócesis de Cartagena celebró ayer tarde el tradicional encuentro de las familias cristianas. Cerca de 3.000 personas se congregaron en el Palacio de Deportes de Murcia con el fin de compartir y conocer nuevas experiencias sobre la familia cristiana. Al acto asistió el Obispo de Teruel y Albarracín, Monseñor Carlos Escribano, el alcalde de Murcia, D. Miguel Ángel Cámara y el Pastor de la diócesis de Cartagena, Mons. José Manuel Lorca Planes, que presidió esta asamblea. 

Mons Carlos Escribano desarrolló una gran ponencia sobre la evangelización de la familia como Iglesia doméstica. El Obispo de Teruel y Albarracín, recordó las palabras de Juan Pablo II: “La evangelización del tercer milenio, sólo es posible desde la familia”. Para el prelado, la familia cristiana ha de ser un sujeto activo de evangelización. “Ésta no evangeliza por un encargo, sino porque es Iglesia Doméstica, es decir, en las familias se reproduce todo lo que es la Iglesia”, señala Monseñor. El ponente aseguró que la familia ha de ser transmisora de la fe. Según Escribano, “una de las pruebas que tenemos que suscitar es el sujeto cristiano. Esto ocurre, cuando a la persona que llevamos el mensaje reconoce a Jesucristo”. “Evangelizamos como fuimos evangelizados. Por eso, la familia cristiana ha de reproducir el episodio del Camino de Emaús. Jesús empieza a explicar las escrituras desde el principio. Esto supone para nosotros un reto grande”.

El Obispo de Teruel, proponía un segundo elemento importante en la evangelización familiar: el testimonio. Según éste, la transmisión de la fe en el seno de la familia se ha de motivar en la vocación del amor: “Todos somos amados y hemos nacido para amar”. Esa llamada al amor se concreta en el matrimonio o en la vida consagrada. El Obispo afirmaba que “la pertenencia a la familia cristiana se ha de asumir como una vocación y no como una función”. Monseñor, Carlos Escribano explicaba que el objetivo de la pastoral familiar consiste en tener vida en plenitud, ya que ésta, marca la convivencia de cada día. “Cuando la familia vive en estas coordenadas puede vivir en una vida en abundancia” expresa el prelado. 

En su conferencia, afirmó que “si la familia es Iglesia, también tiene que tener la función de servir al evangelio y celebrarlo”. Aludiendo a las palabras de Benedicto XVI, el obispo aseguraba que la familia cristiana transmite la fe cuando los padres enseñan a rezar a los hijos. “Cuando decimos que la familia tiene que evangelizar ha de empezar por ella misma” aclara Monseñor. Para concluir su discurso, el Obispo de Teruel-Albarracín, expuso tres elementos fundamentales en el proceso de evangelización familiar: La Eucaristía como alimento de la Iglesia doméstica, vivir el sacramento del Perdón y la Oración familiar. Para llevar a cabo esta última, es necesario la oración personal, conyugal y la oración entre todos los miembros de la familia. El prelado finalizaba su exposición asegurando que “El objetivo de la familia cristiana no es otro que descubrir el amor de Dios”.

El encuentro finalizó con la celebración de la Eucaristía. Más de medio centenar de sacerdotes acompañó al Obispo de la Diócesis de Cartagena que presidió la santa misa. Durante la homilía, Monseñor Lorca Planes señaló que “la familia cristiana ha de trabajar en la transformación de este mundo a Dios. Por eso –aclara Monseñor- el reto que se nos plantea ante la situación actual es cuidar la pastoral familiar”. “Os he llamado para que recuperéis vuestro rostro de Dios, para que trabajéis con el corazón de un creyente”. “Los cristianos están llamados a dar testimonio y ser verdaderos evangelizadores” afirmaba Lorca Planes. El Pastor de la diócesis argumentaba que “una familia que vive en su seno el amor cristiano se convierte en un camino de realización espiritual y en un camino para la sociedad”. Monseñor José Manuel Lorca invitó a los presentes a vivir cada día más unidos, y a tener a Dios como uno más en el hogar. Por otra parte, alentó a los padres a rezar junto con sus hijos, y a tener en los hogares símbolos religiosos. El Obispo de Cartagena concluyó su homilía exhortando a las familias a ser apóstoles en la evangelización, “ya que sólo pueden evangelizar, los que antes han sido evangelizados”. Una jornada que transcurrió en un ambiente festivo y familiar.

 

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org