Estudio de las tablas medievales de Bronchales
por la Fundación Santa María de Albarracín

 

Su estudio y conservación se aborda desde el  curso de restauración de retablos de la fundación de Albarracín.

Durante  estos días se está desarrollando el curso de restauración de retablos en Albarracín. El carácter aplicado de este curso  está permitiendo el estudio de uno de los retablos de la catedral, perteneciente a siglo XVI, y como novedad, el estudio y trabajo de conservación de las tablas medievales de Bronchales.

Hace unos meses el Alcalde de Bronchales Francisco Nacher se dirigió a la Fundación Santa María de Albarracín para pedir asesoramiento sobre estas tablas halladas en la última restauración de la ermita de Santa Bárbara promovida por el propio Ayuntamiento. Dada la singularidad de estos restos la Fundación se dirigió al Instituto de Patrimonio Cultural de España, con el que viene colaborando en el desarrollo de los cursos, para solicitar el asesoramiento de Ana Carrassón, profesora del curso de retablos, y especialista en la intervención de estructuras de madera.  Se organizó una primera visita, de la que salió el primer informe sobre estas tablas medievales, elaborado por esta profesora.

La propuesta de intervención surge de la profesora Carrassón, ante el interés formativo que pudiera tener este proceso para los restauradores del curso, dada la singularidad de los materiales y el  estado originario en el que se encontraban.

Los trabajos han comenzado con el estudio pormenorizado de las 43 tablas que constituyen la colección, estableciendo la posible disposición de la techumbre a la que pertenecieron.  Se trata los restos de un alfarje de la primitiva ermita de Bronchales, que ha sido reutilizado, por cuanto la mayoría de las tablas aparecen cortadas en sus extremos, y como muestra también  el lugar en el que se encontraron, reforzando por encima  la actual estructura de madera. La discontinuidad decorativa en los bordes, así como las huellas alternativas de apoyo han permitido la reconstrucción de lo que pudo ser un sencillo  alfarje medieval de cubrimiento de la primitiva ermita e incluso su disposición primera, eso sí, truncada por las muchas lagunas y faltas del maderamen. Los  aliceres perimetrales más largos, apuntan el que pudo ser  el perímetro original, restringido a los dos cuerpos  que prolongan la cabecera del monumento.

Se pudo tratar de un alfarje con sencillas decoraciones en tonos negros  y  rojos, con populares  y reiteradas formas en roleos que circunscriben también bandas alternativas de color, en general muy perdido, a veces entre reiteradas tallas de flores, alternantes con policromías. En los aliceres en los que puntualmente se pueden leer las manchas de color, se  constata la sucesión de bandas rojas y amarillas en sentidos contrario, y alternado con escudos posiblemente inventados. El conjunto del maderamen se encuentra muy deteriorado, con fisuras, desgarres y cortes  considerables, fruto de su reutilización previa, habitual por el tipo de material que lo posibilita. Los xilófagos y el pudrimiento de algunas de ellas son otro de los grandes problemas que presenta este maderamen.

Además del estudio, necesario para saber sobre qué tipo de estructura se está trabajando, con el curso se pretende abordar una tarea de consolidación que frene el deterioro de los restos, garantizando su futuro. Entre las primeras ideas se pretende trabajar sobre el posible retorno a la ermita, ahora como elemento  ilustrativo de  la techumbre que pudo tener la primitiva ermita medieval. Sin duda, el volver a instalarse en su contexto, es otro de los valores para su conservación, pensando en el sistema adecuado para su instalación mural.

Con este curso se concluye la primera mitad del ciclo formativo de restauración que organiza la Fundación en colaboración con los Institutos de Empleo de Aragón, y de patrimonio cultural de Madrid. Se retomará a finales de agosto con el curso de restauración de pintura de caballete al que seguirán los seminarios aplicados de restauración de documento gráfico y textil.

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org