Emoción entre los jóvenes turolenses
que viajaron a Madrid a ver al Papa

 

Fuente: E. ALEGRE / Diario de Teruel 26/08/2011

Son jóvenes y tienen la misma fe cristiana. Ese es el lazo que unía a los cientos de miles de personas de todo el mundo que participaron la pasada semana en Madrid en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) con el Papa Benedicto XVI. Y entre ellos, un grupo de turolenses que recuerda con emoción la experiencia vivida mientras ya piensan en ahorrar para poder asistir dentro de dos años a la próxima edición de esta jornada que se celebrará en Río de Janeiro.

Javier González Feliz de Vargas tiene 19 años y fue de los que se apuntó al final a esta experiencia. El balance ahora no puede ser mejor, sobre todo por “el ambiente, de alegría, muy familiar donde todo el mundo te saludaba. Allí no íbamos a montar ningún follón, íbamos a ver al Papa y todos estábamos allí porque tenemos la misma fe”. Javier es uno de los 73 miembros de la delegación de la Diócesis de Teruel y Albarracín que viajó hasta Madrid, principalmente jóvenes de la capital aunque también de otros municipios de la provincia. 

Él ya está deseando repetir y por ello ya piensa en ahorrar para poder costear el viaje hasta Río de Janeiro donde se celebrará la próxima edición de la Jornada Mundial de la Juventud. 

La participación de peregrinos turolenses en la JMJ empezó la semana previa en Teruel, cuando acogieron a otros jóvenes llegados de lugares como Paraguay, México, Gabón, Argentina o India, a quienes enseñaron la ciudad.

Como Javier, también Joaquín Navarro de 20 años piensa ya en la cita de Brasil donde esperan poder volver a ver a la gente que han conocido estos días en Madrid, de lugares tan distintos como Estados Unidos, Paraguay o Japón. “Hemos aprendido diferentes culturas y experiencias, porque te contaban cómo habían llegado hasta allí y tú les contabas tu historia. Aprendías también otras maneras de expresar la fe”, recuerda este joven.

Aunque si para todos el balance ha sido muy positivo, para Ana María Navarro la experiencia fue todavía más emocionante porque tuvo la oportunidad de saludar al Papa. “Me tocó estar representando a la Diócesis de Teruel y Albarracín el jueves en el altar, junto a jóvenes de otros lugares. Justo por el lado del altar donde estábamos pasó el Papa y cuando lo hizo se detuvo unos minutos junto a nosotros y yo pude arrodillarme y besarle las manos”, recuerda Ana María. 

Los nervios y la ilusión hicieron que tras el encuentro con el Santo Padre, la joven se echara a llorar y aún recordándolo días después, Ana María vuelve a emocionarse al evocar este encuentro.

 

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org