LOS PENITENTES: 400 AÑOS DE HISTORIA
EN EL POYO DEL CID (1612-2012)

 

“Gracias, Señor Obispo”.

Estas fueron las palabras que más oí pronunciar el pasado domingo en El Poyo, con motivo de la celebración del 400 aniversario de constitución de la Cofradía de la Sangre de Cristo, a la que pertenezco.

Palabras cálidas y de inmenso agradecimiento por su presencia entre nosotros, en un día tan señalado y querido. Unas palabras que reflejan con intensidad el sentimiento de todo un pueblo que permanece unido, de “una comunidad”, como se le expresó en el saludo que pronunció uno de nuestros cofrades al inicio de la Celebración Eucarística.

Con su gesto de cercanía, don Carlos, nos hizo comprender y experimentar lo que es hacer Iglesia al estilo de Jesús; pudimos compartir este día de profundo significado que simboliza que estamos en camino, que después de cuatro siglos, cada año nuestro pueblo sigue fiel a lo que en su día,  con idéntico mensaje, iniciaron generaciones pasadas y nuestros mayores fielmente han perpetuado.

Nos sentimos, pues, con el compromiso moral de continuar el camino emprendido. Sus palabras de ánimo y esperanza nos ayudan y estimulan a ello. Por todo, estamos orgullosos de pertenecer a la Iglesia de Teruel.

Muchísimas gracias, Señor Obispo, por su disponibilidad y acompañamiento.

Mª Carmen, cofrade de El Poyo

 

El Pueblo del Poyo del Cid vivió el domingo pasado un día histórico. Celebraban los 400 años de los “Penitentes” pertenecientes a la Hermandad de la Sangre de Cristo, y la primera vez que el Sr. Obispo de la Diócesis hacia la romería al Santo Cristo de Calamocha, procesionando con la Virgen de los Dolores.

El día estaba desapacible, la lluvia acompaño toda la Romería, pero no impidió que un numeroso grupo de Cofrades, con el Sr. Obispo, llegasen a la Ermita y celebrasen la Eucaristía. La vuelta, con parada en el cementerio para el recuerdo de los antepasados difuntos, fue más leve, la Virgen es portada en un tractor. A la entrada del pueblo los santos más queridos por los feligreses y las banderas “ de toda la vida” saludan a los romeros y a la Virgen para juntos entrar en la Iglesia Parroquial.

Este año, por el cuarto centenario, se les ha regalado a todos los cofrades una medalla conmemorativa. No han faltado las lágrimas, por los familiares fallecidos, y la alegría, por los más pequeños que se incorporan a la Cofradía. ¡UN BONITO DÍA DE HERMANDAD!


 

 

 
 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org