S.A.R. EL PRÍNCIPE DE ASTURIAS, HERMANO MAYOR HONORARIO DE LA HERMANDAD DE LA VILLA VIEJA

 

Con fecha 7 de abril, S.A.R. D. Felipe de Borbón, Príncipe de Asturias, aceptó ser el Hermano Mayor Honorario de la Hermandad de Nuestra Señora de la Villa Vieja y de la Sangre de Cristo de Teruel.

+ Aceptación del nombramiento.

------------------------------------------------------------------------------------

Hermandad de Nuestra Señora de la Villa Vieja y de la Sangre de Cristo                    
                        
Es, sin lugar a dudas, la más antigua Hermandad de las que procesionan actualmente por las calles turolenses. No en vano, existen referencias históricas sobre ella que se retrotraen hasta la Edad Media, erigiéndose en una de las instituciones de nuestra ciudad más longevas, siendo referente en la historia de la ciudad de Teruel.

La primera mención documental que hace referencia a la cofradía de Nuestra Señora de la Villa Vieja de Teruel es del año 1312, cuando en las Cortes celebradas un año antes en Daroca, se decreta la disolución de todas las confratrie omnium ministerialium et operarium del Reino de Aragón. Las referencias documentales se suceden a partir de principios del siglo XIV, de manera que volvemos a encontrar nominada a la cofradía en 1317, 1356 y 1363, siempre en relación con mandas testamentarias.

En el año 1500 se obtiene del rey Fernando el Católico, a través de una Real Cédula, el privilegio de prestar asistencia a los reos ajusticiados y puestos en capilla, practicar la caridad recogiendo sus cadáveres y darles sepultura. Por estas fechas tuvo lugar un hito fundamental en la historia de la cofradía. Se trata de la compilación de sus Ordinaciones (1475-1496), que constituyeron la primera regla escrita por la que se organizó y rigió la cofradía desde el siglo XV.

En 1727 se trata la cesión, por parte de la cofradía, de la ermita de la Villa Vieja para establecer allí un seminario para formación del clero. A pesar de esta cesión, la cofradía conservó el usufructo de la ermita al objeto de celebrar allí aquellas festividades que, tradicionalmente, venía desarrollando –entre las que se encontraba la celebración del coloquialmente conocido como Sermón de las Tortillas-. El siglo XIX supone la aparición de novedades para la cofradía, ya que traslada su sede al Hospital de Nuestra Señora de la Asunción.

En 1899 se redactan unos nuevos estatutos en los que, por primera vez, la cofradía de la Villa Vieja recibe el apelativo de la Sangre de Cristo. Por otro lado, también tenemos constancia documental de la participación de esta cofradía, en 1891 y 1900, en las procesiones generales de Jueves y Viernes Santo, recorriendo las calles del centro urbano turolense. En la primera festividad detrás del Cristo, propiedad de la cofradía, y el segundo, Viernes Santo, a continuación del Santo Sepulcro.

Tras la Guerra Civil la cofradía procede a su reorganización –nunca llegó a desaparecer en el período de 1936-1939- y a su progresivo afianzamiento tanto económico como de recuperación del ritmo normal de todas sus actividades. En esos años hay que señalar la redacción del Reglamento de 1950, vigentes hasta la redacción de los actuales, fechados en el año 2000.

Gracias a los trabajos históricos de investigadores y estudiosos como Alberto López Polo, Vidal Muñoz Garrido y, más recientemente, José Manuel Abad Asensio, podemos conocer más y mejor el devenir de esta cofradía, que es referente dentro Semana Santa turolense.
 

 

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org