UN AÑO 2016 PARA EL RECUERDO

1/01/2017 - Teruel

En el primer día de este esperanzador año nuevo, queremos desde esta ventana aprovechar para hacer balance del año que nos deja, un año de cambios, de dolor y de alegría, de tristeza y de esperanza, y un año, sobretodo, de Misericordia. De todos los acontecimientos, actos y datos que hemos publicado, a lo largo de este año 2016, entresacamos estos pocos, como un pequeño ramillete de semillas de vida diocesanas.

Empezamos el año en pleno jubileo de la Misericordia, teníamos muy reciente la espectacular eucaristía de apertura de la Puerta Santa, acompañados por tantos Scouts puesto que al día siguiente celebrábamos en nuestra ciudad el reparto a nivel nacional de la Luz de Belén. Don Carlos Escribano abría esa maravillosa puerta ilustrada por Alfredo Colás que durante casi todo el año ha estado abierta para que recibamos la Misericordia del Padre.

El dos de febrero, en la Catedral, D. Carlos Escribano clausuró el Año de la Vida Consagrada, que el Santo Padre resumió como de “gratitud por el don del Espíritu Santo, que siempre anima a la Iglesia a través de diversos carismas”.

Se seguían sucediendo actos del Año de la Misericordia: la celebración del jubileo de Cáritas y la charla de nuestro Obispo sobre la Puerta Santa como preparación de la Semana Santa, la Predicación en la Catedral de Teruel del sacerdote Sergio Pérez Baena nombrado por el Papa Francisco Misionero de la Misericordia y las sucesivas aperturas de las puertas en los distintos santuarios de la Misericordia de nuestra Diócesis… Todo ello para llegar al Encuentro Diocesano de la Misericordia del 2 de abril, que como señaló Don Carlos:

«quedará grabada en la memoria de muchos de nosotros, como una jornada especial. La espléndida respuesta de tantas parroquias, cofradías, delegaciones, hermandades y asociaciones de nuestros pueblos y ciudades hicieron posible […] disfrutar de una jornada emocionante”

Siguiendo con nuestro caminar diocesano, una noticia nos sobresaltó, la Santa Sede hizo  público, a las 12.00 h. del viernes 13 de mayo, que el papa Francisco nombraba a Mons. Carlos Manuel Escribano Subías obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño. El domingo 19 de junio, en la Catedral de Teruel, la Diócesis despidió a Don Carlos en una ceremonia preciosa en la cual sufrimos una mezcla de sentimientos, tristeza por la partida de aquel con el que hemos vivido cantidad de momentos emocionantes, alegría por la nueva labor que el Señor le ha encomendado, pero sobretodo, de agradecimiento a su trabajo por nuestra Diócesis y el ánimo que nos ha insuflado a todos para siempre aspirar a superarnos.

El 18 de junio, sábado, en la parroquia de Alcorisa fue ordenado de diácono del Luis Fernando Nieto, seminarista que está en etapa de aprendizaje pastoral en esa localidad del Bajo Aragón. Celebramos, también en junio, las bodas de oro sacerdotales de D. Gabino Abad Ariño, D. Eulogio de Cortes Lahoz, D. Francisco Domingo Alegre, D. Antonio Legua Serrano, D. Jesús Martín Gil, además de las de plata del Padre Ignacio Conesa Buj, religioso de la Orden de la Merced. Por otra parte, el 27 de junio, alquedar vacante la Diócesis, Don Alfonso Belenguer fue elegido por el Colegio de Consultores como Administrador Diocesano.

Al finalizar el verano tuvo lugar la Peregrinación jubilar a Roma de la Diócesis, que fue programada en el Año de la Misericordia, para asistir a la Canonización de la Madre Teresa de Calcuta. También, desde septiembre, nuestra tradicional Semilla Evangélica se transformó en la modernizada Iglesia en Aragón.

Inauguramos la restauración de los exteriores de la Catedral, la apertura de la remozada Catedral de Albarracín, se bendijo el Hogar con Corazón de Cáritas fruto del pasado encuentro de la Misericordia, se clausuró solemnemente por nuestro Administrador el Año de la Misericordia… gran cantidad de hermosos actos en nuestra apretada agenda diocesana.

Y, cómo no, una noticia esperada y ansiada, fue el 17 de noviembre, cuando el Papa Francisco nombró nuevo obispo de la diócesis de Teruel y Albarracín al sacerdote de la diócesis de Palencia, don Antonio Gómez Cantero. A finales del mismo mes, Don Antonio nos visitó y pudimos conocerle, y la Diócesis ya se está preparando para su ordenación y toma de posesión del próximo 21 de enero.

No podemos acabar este resumen sin acordarnos y rezar por el alma de los tres sacerdotes que durante este año nos dejaron: Segismundo Gascón Zurita, José Luis Terrado Moreno y Arturo Yagües Alamán, que descansen en paz.

Como ven una año especial en nuestra vida diocesana que nos llena de ánimo para acoger el 2017 con esperanza y energía renovada. ¡Feliz Año Nuevo!

 
FOTOS
 
 
OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 3  44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org