LA VIRGEN DE LA ALIAGA VISITÓ EL SANTUARIO DE NTRA. SRA. DE LOURDES del 7 al 9 de junio de 2013.

 

 

El día 7 de junio del 2013, un grupo de 104 personas se dirigieron desde Muniesa al santuario de Ntra. Sra. de Lourdes acompañando a la Virgen de la Aliaga representada en su estandarte. Se hizo el viaje en dos autobuses que  salieron a las 5,30 h. y llegaron a Lourdes sobre las 12 h. Todo fue muy bien, cantando algunas jotas y hablando continuamente. La climatología en este primer día fue muy agradable y las lluvias nos respetaron totalmente.

La primera tarde aprovechamos para hacer la visita  a las cuevas de Betharram que sobresalen entre las más hermosas que existen y las más curiosas para visitar. Las formaciones de estalactitas y estalagmitas componen figuras e imágenes bonitas y espectaculares. Incluyen cinco capas superpuestas con una altura de 80 m.   Se termina la visita con un paseo en barca y la salida con el tren eléctrico.

Por la noche, nos acercamos  al SANTUARIO DE NTRA. SRA. DE LOURDES, donde pudimos presenciar el rezo del santo rosario y  la procesión de antorchas. Quedamos maravillados de lo grandioso y espectacular de todo el conjunto, así como de la fe y devoción presente en cada uno de los peregrinos que participaban con su antorcha en la procesión. Una  emoción penetrante  nos invadía  produciéndonos una sensación de bienestar interno que nos hacía sentirnos felices.

El 8 de junio iba a ser nuestro gran día. A las 8,30 h. asistíamos a la Concelebración de la Eucaristía en la Gruta. Mosen Avelino concelebró junto a un grupo burgalés presidido por su arzobispo y al final nos leyó una bonita carta de nuestro Sr. Obispo, D. Carlos Escribano Subías, en la que nos trasmitía su bendición y sus mejores deseos en este encuentro con la Virgen. Estas fueron sus palabras:

“La vivencia de este Año Mariano os ha llevado a acercaros a la Virgen, nuestra Madre, en cada uno de los pueblos que componen la Cofradía,….. Y ahora os dirigís a uno de los Santuarios Marianos más conocidos y visitados de la cristiandad.

Os deseo un feliz viaje, una gozosa estancia en esas tierras vecinas y sobre todo os deseo que el contacto y el trato con nuestra Madre, bajo  la advocación de la Virgen de Lourdes, os afiance en vuestra fe, os mantenga animados en la esperanza, para hacer de vuestra vida una continua expresión de amor. Os ruego que encomendéis a toda la Diócesis y de un modo especial a los enfermos y necesitados. Que vuestra fe se renueve de la mano de la Virgen de Lourdes. Con mi Bendición y mi saludo, tened una gozosa Peregrinación.”

Muchas gracias Sr. Obispo por acordarse de nosotros y por esos bonitos deseos. Nosotros, por nuestra parte, también hemos cumplido con nuestros rezos y nuestra profunda devoción ante la Santísima Virgen de Lourdes. Asistimos a la celebración de la eucaristía con lluvia permanente y viento, con paraguas en mano, pero chipiándonos de arriba abajo. Identificados con nuestro pañuelo amarillo de mundo peregrino  y portando en nuestro pecho la medalla de cofrade, allí no se movió nadie hasta el final de la ceremonia. Todos éramos muy conscientes del momento histórico-religioso que estábamos viviendo, y por eso, en este Año Mariano que estamos celebrando, si los inconvenientes climatológicos fueron grandes, nuestra fe, nuestra devoción y nuestro profundo compromiso fueron superiores.
Posteriormente tuvimos ocasión de visitar lo más importante del Santuario:

  • La entrada de San Miguel, que es la principal, por donde nos encontramos de frente con la estatua de la Virgen Coronada  y al fondo el frontal de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, a la que se superponen, la Cripta, en la que encontramos una capilla con las reliquias de Santa Bernardita, y en lo más alto está la Basílica de la Inmaculada Concepción.
  • Desde la entrada superior de la Basílica sale el camino del Viacrucis, hermoso recorrido en cuesta, pero accesible para todo el mundo, donde podemos contemplar las catorce estaciones con preciosas imágenes de escultura que ayudan a dar una visión más sobrecogedora de lo que fue la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo.
  • Descendiendo por el camino posterior, llegamos a las piscinas para los enfermos, los lampadarios y la GRUTA, con la imagen de la VIRGEN DE LOURDES, en cuyo pie se lee en patois “QUE SOY ERA IMMACULADA COUNCEPCIOU”, que traducido es: YO SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN.
  • La Capilla de Santa Bernardita,  de moderna y reciente construcción está al otro lado del río Gave de Pau, y a su lado, en medio de una extensa pradera, está el altar de la pradera para celebraciones eucarísticas al aire libre cuando hace buen tiempo.
  • La Basílica de San Pío X, subterránea, impresionante y enorme, semeja el casco de un barco invertido. Se encuentra en el lateral izquierdo del paseo que desde la entrada de San Miguel conduce a la Virgen Coronada.

Con todo esto pudimos ir a comer cansados, mojados y muy contentos al mismo tiempo, para poder visitar por la tarde la ciudad, sus tiendas y lugares. A las 5 h. de la tarde nos concentramos todos en la Basílica de San Pío X para la Procesión del Santísimo, en la que participamos con nuestra bandera española, el estandarte de la Cofradía de la Virgen de la Aliaga y el estandarte de la Cofradía del Santísimo Sacramento y Jesús de la Minerva de Muniesa. Pedro José Millán encabezaba nuestra representación con la bandera, seguido de Narciso Legua, Mª Josefa Bartolo y Julia San Martín con el estandarte de la Virgen de la Aliaga. Manuel Albero se encargó del estandarte de la Minerva. Mosen Avelino participó en la ceremonia junto a los sacerdotes de Burgos y su arzobispo. Fueron momentos sobrecogedores, donde el silencio y la solemnidad invitaban a la oración y a la meditación. Al finalizar, protegidos de la lluvia que teníamos en el exterior, quisimos inmortalizar estos momentos con diversas fotos delante de nuestro estandarte y bandera.

Todavía nos quedaba participar en la Procesión Mariana de las Antorchas. Sería a las 9 h. de la noche, después de haber cenado. Con una ligera lluvia, lo suficiente para no poder llevar nuestro estandarte, nos fuimos concentrando al lado de la gruta, todos con nuestras antorchas y bien formados en filas de cuatro y encabezados por nuestra bandera seguida por Mosen Avelino y algunos miembros de la Junta Directiva de la Cofradía. Hicimos la procesión rezando el rosario y participando en los distintos cantos que se entonaban en loor de nuestra Santísima Virgen. Todos con las antorchas encendidas, que destacaban en la oscuridad de la noche así como la luz a la entrada de la Basílica de Nuestra Señora del Rosario, presentábamos una vista panorámica tan espectacular que vista desde la puerta de San Miguel, cuando la procesión da la vuelta, resultaba algo muy bonito, radiante y acogedor. Los enfermos, acompañados todo el día por personas benévolas y voluntarias, participaban en esta procesión a pesar de las inclemencias del tiempo, hasta llegar al final en la explanada de la Basílica.

El día 9 fue un día de despedida y al mismo tiempo de acción de gracias. Empezamos a las 9 h. con una misa en la Cripta. Estábamos  nosotros solos con Mosen Avelino y a continuación aprovechamos para hacernos una foto de grupo que servirá de recuerdo para todos. Luego nos fuimos  dispersando en pequeños grupos para aprovechar las últimas horas de nuestra visita. Cogimos agua de la roca santa y sagrada, pusimos velas a la Virgen, pateamos las calles de la ciudad, visitamos la casa de Santa Bernardita, etc. etc. después de comer emprendimos nuestro viaje de vuelta todos muy contentos y satisfechos.

Pedro Martínez Millán
Secretario de la Cofradía

 

 
 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org