ABRE AL PÚBLICO EL SANTUARIO DE ALCALÁ DE LA SELVA TRAS ONCE MESES DE OBRAS

 

Un tercio del suelo del santuario de la Virgen de la Vega, construido en la segunda mitad del siglo XVIII en Alcalá de la Selva, está acristalado para que el visitante pueda ver, bajo sus pies, la historia de uno de los templos marianos más importantes de Aragón.

Las grandes placas de cristal, que ocupan en total 100 metros cuadrados de los 300 que tiene el templo, están iluminadas por fibra óptica, un moderno sistema que no requiere ningún mantenimiento y evita así que el suelo acristalado tenga que ser levantado para sustituir bombillas. Los juegos de luces se pueden regular para destacar unos restos u otros.

La iluminación, mediante fibra óptica, se puede regular para resaltar distintas zonas. El presupuesto de los trabajos ejecutados se ha elevado a 450.000 euros. La excavación revela que el centro de peregrinación era importante en la Edad Media.

En este sentido, el cura del municipio, Antonio Aranda, comentó que el gran tamaño de los dos templos dedicados a la Virgen de la Vega se debe en que hasta ellos llegaba “mucha gente de otros sitios, sobre todo de la Comunidad Valenciana”. Se calcula que visitan el santuario cada año unas 60.000 personas y las misas que se celebran a diario durante el verano cuentan con una gran afluencia de público.

Fuente: Diario de Teruel

 

 

 

 

 

OBISPADO DE TERUEL Y DE ALBARRACÍN
PLAZA FRANCÉS DE ARANDA, 4
44001  TERUEL
TL. 978619950  FAX. 978619951
E-MAIL: tesecre@planalfa.es
WEB: www.diocesisdeteruel.org